Hiporexia

Hiporexia: Pérdida del apetito en adultos mayores y niños.
El apetito se asocia a la necesidad de alimento y este deseo se convierte en una sensación de hambre, cuando esta necesidad no se produce en estos grupos de edad, estamos en presencia de la enfermedad.

Causas de la hiporexia

Las causas de la hiporexia en niños y ancianos generalmente son diferentes.

hiporexia causas

Hiporexia en niños

  • La ingesta de muchos biberones en el caso de niños mayores de un año y la ingesta de grandes cantidades de caramelos o pequeñas cantidades de alimentos en los intervalos de tiempo entre las comidas.
  • Presencia de enfermedades agudas y crónicas del sistema digestivo como gastritis, gastroenteritis, úlceras pépticas, hepatitis, entre otras.
  • Existencia de enfermedades infecciosas agudas y crónicas como infecciones virales,
  • infecciones bacterianas con fiebre, tuberculosis, infecciones del tracto urinario y aftas dolorosas.
  • Infestación con parásitos.
  • Deficiencia de hierro y zinc.
  • Anomalías de tipo metabólico, enfermedades hereditarias, pereza para masticar.
  • Enfermedades respiratorias que producen insuficiencia respiratoria.
  • Tener una enfermedad asociada con el sistema cardiovascular, con agotamiento del músculo cardíaco.
  • Intoxicación crónica por consumo excesivo de medicamentos, insuficiencia renal, sobredosis de vitamina D en bebés, aporte de sustancias tóxicas en caso de enfermedades metabólicas, radioterapia.
  • Trastornos endocrinos como cambios en la actividad de las glándulas endocrinas.
  • Razones asociadas con el ambiente familiar del niño, las cuales causan que el niño no quiera comer.

Hiporexia en adultos mayores

La hiporexia puede ser causada por un problema psicológico, como depresión y ansiedad.
Puede ser de naturaleza social, debido al aislamiento o a la distancia del entorno en el que han permanecido durante toda su vida.

Y también puede ser la manifestación de un síntoma de una enfermedad como:

  • Presencia de lesiones tumorales benignas en el hígado, páncreas, vías biliares y tracto digestivo.
  • Presencia de tumores cancerosos en el hígado, páncreas, vías biliares y tracto digestivo.
  • Inflamaciones en el tracto gastrointestinal como estomatitis, enfermedades intestinales inflamatorias (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn), reflujo de esofagitis, duodenitis, gastritis, inflamación anorrectal infecciosa, úlceras gástricas y duodenales, parásitos intestinales, esofagitis por reflujo, duodenitis y gastritis.

Consecuencias de la hiporexia

Una de las consecuencias más graves de esta patología es la desnutrición.

Para ambos grupos de edad, la hiporexia desencadena una pérdida de peso y una disminución en la capacidad del sistema inmunológico para atacar a los organismos y sustancias que invaden nuestros cuerpos, haciéndolos más propensos a contraer enfermedades.

En el caso de los niños, esta situación produce un retraso en el crecimiento normal del niño y en el desarrollo de su capacidad intelectual.

Diagnóstico de la hiporexia

La pérdida de apetito requiere tratamiento urgente, y para descartar la presencia de cualquier otra enfermedad, se deben realizar diagnósticos diferenciales, como hematología completa, análisis de orina general, ecografía de órganos internos, entre otros.

El tratamiento y control de una enfermedad subyacente lleva a la restauración del apetito.

Tratamiento de la hiporexia

El tratamiento debe estar dirigido a la ingesta de alimentos con alto contenido nutricional.

Controlar la ingesta de calorías
Deben distribuirse en 5 o 6 comidas con poco volumen, pero incluyendo alimentos muy nutritivos en la dieta.

Al hacer este número de comidas se evita que salgan muy rápido y que lleguen a la siguiente comida con más apetito.

Alimentos fáciles de comer y a temperaturas adecuadas
La comida servida no debe estar demasiado caliente y debe ser fácil de masticar.

Para lograr una mayor ingesta de proteínas, se pueden servir carnes molidas o picadas para que sean muy fáciles de comer.

Motivar el apetito
Es importante presentar los alimentos con una buena presentación, para que parezcan apetitosos, y los alimentos deben incluirse al gusto y al apetito del afectado.

Coma en cualquier momento
Usted no debe tener horarios estrictos para comer, puede administrar los alimentos a la hora que desee, incluso si deja el horario normal o el establecido para las comidas.

Alimentos energéticos y nutritivos
Para hacer frente a la enfermedad y evitar la desnutrición, es necesario que todos los alimentos proporcionen nutrientes y mucha energía.

Es aconsejable añadir leche entera, caldos proteínicos y huevos, aumentando el valor energético, sin aumentar las cantidades de las raciones.

Por todo ello es de gran importancia que la presentación de los platos sea atractiva e incluya la mayor cantidad de nutrientes, para lograr la recuperación del apetito y evitar que la salud del individuo se vea afectada.

Quizas te interese:

lengua blanca propiedades

Síntomas de la escarlatina

Disnea peligros asociados

Hipertiroidismo problemas

Hiperemia información

5 (100%) 4 votes
Artículo anteriorCondiloma
Soy una apasionada de cualquier tema relacionado con la salud. Desde muy pequeña tuve algunos problemas, lo que me llevo a indagar mucho. Me doctoré en Medicina en 2010, pero sigo aprendiendo cada día y aportando todo lo que puedo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here