Vellosidades Intestinales

La importancia de las vellosidades intestinales para la digestión de los nutrientes.
El intestino delgado es importante para la digestión y absorción de nutrientes de los alimentos.

¿En qué consisten las vellosidades intestinales?

El intestino delgado es la porción del tracto digestivo que conecta el estómago y el intestino grueso. El intestino delgado consta de tres partes diferentes: el duodeno, el yeyuno y el íleon.

El intestino delgado contiene proyecciones de tejido en forma de dedo pequeño llamadas vellosidades que aumentan el área superficial del intestino y contienen células especializadas que transportan sustancias al torrente sanguíneo. Aunque estas vellosidades no ayudan en la digestión de los nutrientes, sí ayudan en la absorción de nutrientes.

Digestión mecánica de las vellosidades intestinales

La digestión en el intestino delgado ocurre a través de dos procesos diferentes. La primera, la digestión mecánica, ayuda a romper los alimentos del estómago en trozos más pequeños.

En el intestino delgado, los músculos que rodean las paredes intestinales se contraen para hacer rodar, mezclar y picar los alimentos parcialmente digeridos, también conocidos como quimo. Estas contracciones musculares ocurren varias veces por minuto para que el quimo se mueva hacia adelante y hacia atrás.

Otros músculos impulsan gradualmente el quimo a través del tracto digestivo a través de un proceso llamado peristaltismo. Debido a que las vellosidades no son musculares, no contribuyen a este proceso.

Digestión química de las vellosidades intestinales

Además de la digestión mecánica, los alimentos del estómago se descomponen químicamente. Los ácidos producidos por el estómago y las enzimas secretadas por el estómago y el páncreas digieren aún más los carbohidratos, lípidos y proteínas que se encuentran en los alimentos.

toda la informacion sobre las vellosidades intestinales

Enzimas adicionales que ayudan a descomponer proteínas y carbohidratos se encuentran en una porción de las vellosidades conocida como el borde del cepillo. Estas enzimas del borde del cepillo descomponen los nutrientes en componentes lo suficientemente pequeños como para ser absorbidos.

vellosidades intestinales y Absorción

Aunque las vellosidades intestinales juegan un papel en la digestión, también son esenciales para la absorción de los nutrientes digeridos. Las células de las vellosidades y otra parte del intestino delgado, conocidas como criptas, transportan los alimentos desde el tracto digestivo hasta el torrente sanguíneo, donde pueden ser utilizados por el cuerpo.

Las vellosidades intestinales ayudan en la absorción al aumentar la superficie del intestino y contienen células especializadas que transportan diferentes tipos de nutrientes a la sangre.

Disfunción vellositaria

Cualquier cosa que cause inflamación de las vellosidades intestinales puede afectar la digestión y absorción. Una causa prominente de daño a las vellosidades intestinales es la enfermedad celíaca, un trastorno causado por una reacción inmunitaria al gluten.

Cuando las personas con enfermedad celíaca comen gluten, la inflamación embotella las vellosidades intestinales, haciéndolas incapaces de participar efectivamente en la descomposición y absorción de nutrientes. Otras afecciones, como la enfermedad de Crohn, también pueden afectar el intestino delgado y llevar a la malabsorción de nutrientes.

¿Cuáles son las funciones de las vellosidades intestinales?

Las vellosidades intestinales son las proyecciones en forma de dedos en el intestino delgado que sobresalen del revestimiento epitelial de las paredes del intestino delgado. Cada villus(plural-villi) tiene aproximadamente 0.5-1.6 mm de largo, y tiene muchas microvellosidades.

Las vellosidades intestinales aumentan la superficie interna de las paredes intestinales, lo que permite disponer de una mayor superficie para la absorción de los alimentos digeridos, como aminoácidos, azúcares simples (glucosa), proteínas, nutrientes, etc.

Las vellosidades intestinales aumentan el área de la superficie aproximadamente de 30 a 600 veces. En otras palabras, el aumento de la superficie (en contacto con el líquido del lumen) disminuye la distancia media recorrida por las moléculas de nutrientes, por lo que aumenta la eficacia de la difusión.

Las vellosidades intestinales están conectadas a los vasos sanguíneos de modo que la sangre que circula se lleva estos nutrientes. Si no hubiera vellosidades intestinales entonces la absorción sería 30-600 veces más lenta.

Las vellosidades intestinales también ayudan a los intestinos a mover los alimentos a lo largo de las vías digestivas.

Las vellosidades intestinales se proyectan en la cavidad intestinal, aumentando considerablemente la superficie de absorción de alimentos y añadiendo secreciones digestivas.

Las vellosidades intestinales son aproximadamente de 10 a 40 por milímetro cuadrado (6,000 a 25,000 por pulgada cuadrada) de tejido. Son más prevalentes al principio del intestino delgado y disminuyen en número hacia el final del tracto. Su longitud oscila entre 0,5 y 1 mm (aproximadamente 0,02 a 0,04 pulgadas).

El gran número de vellosidades intestinales le dan a la pared intestinal interna una apariencia aterciopelada. Cada vellosidad tiene un núcleo central compuesto de una arteria y una vena, una hebra de músculo, un capilar linfático central (lácteo) y tejido conectivo que agrega soporte a las estructuras.

Se cree que los vasos sanguíneos transportan proteínas y carbohidratos absorbidos por las células de las vellosidades intestinales, mientras que el capilar linfático elimina las gotitas de grasa emulsionada (quilo). La hebra muscular permite que las vellosidades se contraigan y expandan; se cree que estas contracciones vacían el contenido de la leche en vasos linfáticos más grandes.

funcion de las vellosidades intestinales

La pared interna del intestino delgado está cubierta por numerosos pliegues de la membrana mucosa llamados plicae circulares. La superficie de estos pliegues contiene pequeñas proyecciones llamadas vellosidades intestinales y microvellosidades, que aumentan aún más el área total de absorción.

Los nutrientes absorbidos son llevados a la circulación por capilares sanguíneos y lácteos, o canales linfáticos.

Cubriendo el núcleo de una vellosidad está la capa superficial de la membrana mucosa. Se compone principalmente de dos tipos de células: células altas, estrechas y columnares que absorben las sustancias que pasan a los vasos sanguíneos y linfáticos; y células en cáliz, redondeadas al final, que segregan moco en la cavidad intestinal.

En la superficie de cada célula columnar hay alrededor de 600 proyecciones muy finas llamadas microvellosidades que aumentan aún más el área de absorción de cada vellosidad.

Las vellosidades del intestino se mueven en movimientos de balanceo y contracción. Se cree que estos movimientos aumentan el flujo de sangre y linfa y aumentan la absorción. Las vellosidades del intestino delgado absorben aproximadamente 2 galones (7,5 litros) de líquido por día, y la absorción parece ser indiscriminada.

Las vellosidades en la placenta se conocen como vellosidades coriónicas. Las vellosidades coriónicas constituyen una porción significativa de la placenta y sirven principalmente para aumentar el área de superficie por la cual los productos de la sangre materna se ponen a disposición del feto.

La capa epitelial externa de las vellosidades intestinales coriónicas está formada por células sincitiotrofoblásticas multinucleadas, que se producen a partir de la fusión de células citotrópficas de soporte.

Las células de las vellosidades intestinales coriónicas contienen el mismo material genético que el del feto. Por esa razón, las células de las vellosidades intestinales coriónicas pueden ser recolectadas y examinadas para determinar si un feto está afectado por un trastorno genético; ese procedimiento se conoce como muestreo de vellosidades intestinales coriónicas.

5 (100%) 4 votes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here