Halitosis o Mal Aliento

El mal aliento, también llamado halitosis, puede ser vergonzoso y en algunos casos incluso puede causar ansiedad. No es de extrañar que los estantes de las tiendas estén llenos de chicles, mentas, enjuagues bucales y otros productos diseñados para combatir el mal aliento. Pero muchos de estos productos son sólo medidas temporales porque no abordan la causa del problema.

Ciertos alimentos, condiciones de salud y hábitos se encuentran entre las causas principales del mal aliento. En muchos casos, usted puede mejorar el mal aliento con una higiene dental adecuada y consistente. Si las técnicas sencillas de auto cuidado no resuelven el problema, consulte a su dentista o médico para asegurarse de que una afección más grave no esté causando su mal aliento.

Causas

La mayoría del mal aliento comienza en la boca y hay muchas causas posibles entra las que se incluyen:

  • Comida: La descomposición de las partículas de comida dentro y alrededor de los dientes puede aumentar las bacterias y causar un olor fétido. Comer ciertos alimentos, como cebollas, ajo y especias, también puede causar mal aliento. Después de digerir estos alimentos, entran en su torrente sanguíneo, son transportados a sus pulmones y afectan su respiración.
  • Productos de tabaco: Fumar causa su propio olor desagradable en la boca. Los fumadores y los consumidores de tabaco oral también son más propensos a tener enfermedad de las encías, otra fuente de mal aliento.
  • Higiene dental deficiente: Si usted no se cepilla y usa hilo dental diariamente, las partículas de comida permanecen en su boca, causando mal aliento. Se forma una película incolora y pegajosa de bacterias (placa) en los dientes. Si no se cepilla, la placa puede irritar las encías y eventualmente formar bolsas llenas de placa entre los dientes y las encías (periodontitis). Su lengua también puede atrapar bacterias que producen olores. Las dentaduras postizas que no se limpian regularmente o que no se ajustan adecuadamente pueden albergar bacterias y partículas de alimentos que causan olor.

higiene dental para combatir la halitosis o mal aliento

  • Boca seca: La saliva ayuda a limpiar la boca, eliminando las partículas que causan malos olores. Una condición llamada boca seca o xerostomía (zeer-o-STOE-me-uh) puede contribuir al mal aliento porque la producción de saliva disminuye. La boca seca ocurre naturalmente durante el sueño, llevando a “aliento matutino” y empeora si usted duerme con la boca abierta. La resequedad crónica de la boca puede ser causada por un problema con sus glándulas salivales y algunas enfermedades.
  • Medicamentos: Algunos medicamentos pueden producir indirectamente mal aliento al contribuir a la sequedad bucal. Otros se pueden descomponer en el cuerpo para liberar sustancias químicas que se pueden llevar en la respiración.
  • Infecciones en la boca: El mal aliento puede ser causado por heridas quirúrgicas después de la cirugía oral, como la extracción de dientes, o como resultado de caries, enfermedad de las encías o llagas bucales.

Otras afecciones de la boca, nariz y garganta. El mal aliento puede ocasionalmente provenir de pequeños cálculos que se forman en las amígdalas y están cubiertos de bacterias que producen olor. Las infecciones o inflamaciones crónicas en la nariz, senos paranasales o garganta, que pueden contribuir al goteo postnasal, también pueden causar mal aliento.

Otras causas

Las enfermedades, como algunos cánceres y las afecciones como los trastornos metabólicos, pueden causar un olor característico del aliento como resultado de los productos químicos que producen. El reflujo crónico de los ácidos estomacales (enfermedad por reflujo gastroesofágico o ERGE) puede estar asociado con el mal aliento. El mal aliento en los niños pequeños puede ser causado por un cuerpo extraño, como un pedazo de comida, alojado en una fosa nasal.

Diagnóstico

Su dentista probablemente olerá tanto el aliento de su boca como el aliento de su nariz y evaluará el olor en una escala. Debido a que la parte posterior de la lengua es con mayor frecuencia la fuente del olor, su dentista también puede rasparla y clasificar su olor.

Hay detectores sofisticados que pueden identificar los químicos responsables del mal aliento, aunque no siempre están disponibles.

Tratamiento

tratamiento contra la halitosis

Para reducir el mal aliento, ayudar a evitar las caries y reducir el riesgo de enfermedades de las encías, practique consistentemente una buena higiene oral. El tratamiento posterior para el mal aliento puede variar, dependiendo de la causa. Si se cree que su mal aliento es causado por una condición de salud subyacente, su dentista probablemente lo derivará a su proveedor de atención primaria.

Para las causas relacionadas con la salud oral, su dentista trabajará con usted para ayudarle a controlar mejor esa condición. Las medidas dentales pueden incluir

Enjuagues bucales y dentífricos: Si su mal aliento se debe a una acumulación de bacterias (placa) en sus dientes, su dentista puede recomendarle un enjuague bucal que mata las bacterias. Su dentista también puede recomendar una pasta de dientes que contenga un agente antibacteriano para eliminar las bacterias que causan la acumulación de placa.

Tratamiento de enfermedades dentales: Si usted tiene enfermedad de las encías, es posible que lo deriven a un especialista en encías (periodoncista). La enfermedad de las encías puede hacer que las encías se desprendan de los dientes, dejando bolsas profundas que se llenan de bacterias que causan olor. A veces, sólo una limpieza profesional elimina estas bacterias. Su dentista también podría recomendar reemplazar las restauraciones dentales defectuosas, un caldo de cultivo para bacterias.

Estilo de vida y remedios caseros

Para reducir o prevenir el mal aliento:

Cepíllese los dientes después de comer: Mantenga un cepillo de dientes en el trabajo para usar después de comer. Cepíllese con una pasta de dientes que contenga flúor por lo menos dos veces al día, especialmente después de las comidas. La pasta de dientes con propiedades antibacterianas ha demostrado reducir los malos olores del aliento.

Pase hilo dental por lo menos una vez al día. El uso correcto del hilo dental elimina las partículas de comida y la placa entre los dientes, ayudando a controlar el mal aliento.

consejos para eliminar la halitosis o mal aliento

Cepíllese la lengua: Su lengua contiene bacterias, por lo que un cepillado cuidadoso puede reducir los olores. Las personas que tienen una lengua recubierta de un crecimiento excesivo significativo de bacterias (por fumar o la boca seca, por ejemplo) pueden beneficiarse del uso de un raspador de lengua. O use un cepillo de dientes con limpiador lingual incorporado.

Limpie las dentaduras postizas o aparatos dentales: Si usa un puente o una dentadura postiza, límpiela a fondo al menos una vez al día o según las indicaciones de su dentista. Si usted tiene un retenedor dental o protector bucal, límpielo cada vez antes de colocarlo en la boca. Su dentista puede recomendarle el mejor producto de limpieza.

Evite la boca seca: Para mantener la boca húmeda, evite el tabaco y beba mucha agua – no café, refrescos o alcohol, que puede llevar a una boca más seca. Mastique chicle o chupe dulces (preferiblemente sin azúcar) para estimular la saliva. Para la resequedad crónica de la boca, su dentista o médico puede recetarle una preparación de saliva artificial o un medicamento oral que estimule el flujo de saliva.

Ajuste su dieta: Evite alimentos como cebollas y ajo que puedan causar mal aliento. Comer muchos alimentos azucarados también está relacionado con el mal aliento.

Consiga regularmente un nuevo cepillo de dientes: Cambie su cepillo de dientes cuando se deshilacha, aproximadamente cada tres a cuatro meses, y elija un cepillo de dientes de cerdas suaves.

Programe chequeos dentales regulares: Visite a su dentista regularmente – generalmente dos veces al año – para que le examinen y limpien sus dientes o dentaduras postizas.

Síntomas

Los olores del mal aliento varían según la fuente o la causa subyacente. Algunas personas se preocupan demasiado por su aliento a pesar de que tienen poco o ningún olor en la boca, mientras que otras tienen mal aliento y no lo saben. Debido a que es difícil evaluar cómo huele su propio aliento, pida a un amigo cercano o pariente que confirme sus preguntas sobre el mal aliento.

Cuándo ver a un médico

Si tiene mal aliento, revise sus hábitos de higiene oral. Trate de hacer cambios en su estilo de vida, como cepillarse los dientes y la lengua después de comer, usar hilo dental y beber mucha agua.

Si su mal aliento persiste después de hacer tales cambios, consulte a su dentista. Si su dentista sospecha que una afección más grave está causando su mal aliento, puede referirlo a un médico para que encuentre la causa del olor.

Preparándose para su cita

Si su dentista va a evaluar su mal aliento, estos consejos le pueden ayudar:

como eliminar por completo la halitosis o mal aliento

Por lo general, los dentistas prefieren las citas matutinas para evaluar el mal aliento a fin de reducir las probabilidades de que los alimentos que consume durante el día dificulten el examen.

No use perfume, lociones perfumadas, lápiz labial perfumado o brillo de labios a su cita, ya que estos productos podrían enmascarar cualquier olor.

Si usted ha tomado antibióticos en el último mes, consulte con su dentista para ver si su cita necesita ser RE PROGRAMADA.

Qué esperar de su dentista

Su dentista probablemente comenzará con una evaluación de su historial médico, haciendo preguntas como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzó a experimentar por primera vez el mal aliento?
  • ¿Su mal aliento es ocasional o continuo?
  • ¿Con qué frecuencia se cepilla los dientes o limpia las dentaduras postizas?
  • ¿Con qué frecuencia usa el hilo dental?
  • ¿Qué tipo de alimentos come con más frecuencia?
  • ¿Qué medicamentos y suplementos toma?
  • ¿Qué condiciones de salud tiene?
  • ¿Respira por la boca?
  • ¿Ronca usted?
  • ¿Tiene alergias o problemas de los senos paranasales?
  • ¿Qué sospecha que podría estar causando su mal aliento?
  • ¿Han notado y comentado otras personas sobre su mal aliento?

Esté listo para contestar estas preguntas para que pueda aprovechar al máximo el tiempo de su cita.

Quizas te interese:

La rizartrosis severa, sólo puede ser tratada por medio de cirugía.

Si usted tiene un resfriado severo o recurrente es mas propenso a presentar sabañones.

Visitar al otorrinolaringólogo cada 6 o 12 meses deberia reducir la necesidad de destapar los oidos.

4.9 (97.78%) 9 votes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here