Esferocitos

Los esferocitos se forman cuando hay pérdida de parte de la membrana de los glóbulos rojos. Esto puede ocurrir en el contexto de la hemólisis mediada por el sistema inmunológico o defectos congénitos de la membrana de los glóbulos rojos, como la esferocitosis hereditaria.

Definición de esferocitos

Los esferocitos son más pequeños que los glóbulos rojos normales y carecen de palidez central. Son menos deformables y menos capaces de navegar a través de vasos sanguíneos pequeños, llevando a una mayor destrucción en el bazo.

Afecciones causadas por los esferocitos

datos sobre los esferocitos

Es un trastorno de la superficie, llamada membrana, de los glóbulos rojos. Hace que sus glóbulos rojos tengan forma de esferas en lugar de discos aplastados que se curvan hacia adentro. los esferocitos son menos flexibles que los glóbulos rojos normales.

En un cuerpo sano, el bazo inicia la respuesta del sistema inmunitario a las infecciones. El bazo filtra las bacterias y las células dañadas fuera del torrente sanguíneo. Sin embargo, los esferocitos dificultan el paso de los glóbulos rojos a través del bazo debido a la forma y rigidez de las células.

La forma irregular de los glóbulos rojos, llamada esferocitos, puede hacer que el bazo los descomponga más rápidamente. Este proceso de descomposición se denomina anemia hemolítica. Un glóbulo rojo normal puede vivir hasta 120 días, pero un glóbulo rojo con esferocitosis hereditaria puede vivir de 10 a 30 días.

Síntomas que generan los esferocitos

La esferocitosis hereditaria puede variar de leve a grave. Los síntomas varían dependiendo de la gravedad de la enfermedad. La mayoría de los individuos con esferocitos tienen enfermedad moderada. Las personas con esferocitosis leve pueden no estar conscientes de que tienen la enfermedad.

Anemia causada por los esferocitos

Los esferocitos hacen que el resto de los glóbulos rojos se descompongan más rápido de lo que lo hacen los glóbulos sanos, lo cual puede llevar a que se presente anemia. Si la esferocitosis causa anemia, usted puede parecer más pálido de lo normal.

Otros síntomas comunes de anemia causada por los esferocitos pueden incluir:

  • fatiga
  • dificultad para respirar
  • irritabilidad
  • mareos o vértigo
  • aumento de la frecuencia cardíaca
  • jaqueca
  • palpitaciones cardíacas
  • ictericia

Otros problemas asociados a los esferocitos

Cuando una célula sanguínea se descompone, se libera el pigmento bilirrubina. Si sus glóbulos rojos se descomponen demasiado rápido, esto lleva a que se presente demasiada bilirrubina en su torrente sanguíneo. Un exceso de bilirrubina puede causar ictericia. La ictericia hace que la piel se torne amarillenta o bronceada. La parte blanca de los ojos también puede volverse amarilla.

causas de los esferocitos

Cálculos biliares: El exceso de bilirrubina también puede causar cálculos biliares, los cuales se pueden desarrollar en su vesícula biliar cuando demasiada bilirrubina entra en su bilis. Es posible que usted no tenga ningún síntoma de cálculos biliares hasta que éstos causen una obstrucción.

Los síntomas pueden incluir:

  • dolor repentino en la parte superior derecha del abdomen o debajo del esternón
  • dolor repentino en el hombro derecho
  • disminución del apetito
  • nauseas
  • vómito
  • calentura
  • ictericia

Síntomas de los esferocitos en los niños:

Los bebés pueden mostrar signos ligeramente diferentes de esferocitosis. La ictericia es el síntoma más común en los recién nacidos, más que la anemia, especialmente en la primera semana de vida.

Llame al pediatra de su hijo si nota que su bebé:

  • tiene los ojos o la piel amarillos
  • está inquieto o irritable
  • tiene dificultad para alimentarse
  • duerme demasiado
  • produce menos de seis pañales mojados al día

El inicio de la pubertad puede retrasarse en algunos niños que tienen esferocitos. En general, los hallazgos más comunes en la esferocitosis hereditaria son anemia, ictericia y agrandamiento del bazo.

Causas de los esferocitos:

La esferocitosis hereditaria es causada por un defecto genético. Si usted tiene antecedentes familiares de este trastorno, sus probabilidades de desarrollarlo son mayores que las de alguien que no lo padece. Las personas de cualquier raza pueden tener esferocitosis hereditaria, pero es más común en personas de ascendencia del norte de Europa.

Cómo se diagnostican los esferocitos

Los esferocitos se diagnostican con mayor frecuencia en la niñez o en la edad adulta temprana. En aproximadamente 3 de cada 4 casos, hay antecedentes familiares de la afección. Su médico le preguntará acerca de los síntomas que usted tiene. También querrán saber sobre su familia y su historial médico.

El médico llevará a cabo un examen físico. Éstos examinarán si hay agrandamiento del bazo, lo cual generalmente se hace palpando diferentes regiones del abdomen.

Es probable que su médico también le haga un análisis de sangre. Una prueba completa de conteo sanguíneo verificará todos los niveles de glóbulos sanguíneos y el tamaño de los glóbulos rojos.

Otros tipos de análisis de sangre también pueden ser útiles. Por ejemplo, observar su sangre bajo el microscopio le permite al médico ver la forma de sus células, lo cual le puede ayudar a determinar si usted tiene esferocitos.

El médico también puede ordenar exámenes para verificar los niveles de bilirrubina.

Complicaciones asociadas a los esferocitos

Cálculos biliares: Los cálculos biliares son comunes en la esferocitosis hereditaria. Algunas investigaciones han demostrado que hasta la mitad de las personas con esferocitos desarrollarán cálculos biliares para cuando tengan entre 10 y 30 años de edad.

Los cálculos biliares son depósitos duros en forma de guijarros que se forman dentro de la vesícula biliar. Varían mucho en tamaño y número. Cuando obstruyen los sistemas de conductos de la vesícula biliar, pueden causar dolor abdominal intenso, ictericia, náuseas y vómitos.

Se recomienda que a las personas con cálculos biliares se les extirpe quirúrgicamente la vesícula biliar.

combatir los esferocitos

Bazo agrandado: El agrandamiento del bazo también es común cuando se tienen esferocitos. Una esplenectomía, o procedimiento para extirpar el bazo, puede resolver los síntomas de la esferocitosis, pero puede llevar a otras complicaciones.

El bazo juega un papel importante en el sistema inmunitario, por lo que su extirpación puede llevar a un mayor riesgo de ciertas infecciones. Para ayudar a disminuir este riesgo, su médico probablemente le daría ciertas vacunas antes de extirparle el bazo.

Algunas investigaciones han observado la extirpación sólo de una parte del bazo para disminuir el riesgo de infecciones. Esto puede ser especialmente útil en niños.

Después de extirparle el bazo, su médico le dará una receta para antibióticos preventivos que usted toma por vía oral diariamente. Los antibióticos pueden ayudar a reducir aún más su riesgo de infecciones.

Opciones de tratamiento contra los esferocitos

No existe cura para la esferocitosis, pero puede ser tratada. La gravedad de sus síntomas determinará el curso de tratamiento que reciba. Las opciones incluyen:

Cirugía: En la enfermedad moderada o grave, la extirpación del bazo puede prevenir complicaciones comunes que resultan de la esferocitosis hereditaria. Sus glóbulos rojos seguirán teniendo su forma esférica, pero vivirán más tiempo. La extirpación del bazo también puede prevenir los cálculos biliares.

No todas las personas con esta afección necesitan que les extirpen el bazo. Algunos casos leves pueden tratarse sin cirugía. Su médico podría pensar que las medidas menos invasivas son más adecuadas para usted. Por ejemplo, la cirugía no se recomienda para niños menores de 5 años.

Vitaminas: El ácido fólico, una vitamina B, generalmente se recomienda para todas las personas con esferocitos. Le ayuda a producir nuevos glóbulos rojos. Una dosis diaria de ácido fólico oral es la principal opción de tratamiento para niños pequeños y personas con casos leves de esferocitosis.

Transfusión: Usted puede necesitar transfusiones de glóbulos rojos si tiene anemia severa.

Terapia de luz: El médico puede utilizar la fototerapia para la ictericia severa en bebés.

Vacunación: Las vacunas de rutina y las recomendadas también son importantes para prevenir las complicaciones de las infecciones. Las infecciones pueden desencadenar la destrucción de los glóbulos rojos en las personas con esferocitos.

Perspectivas a largo plazo

Su médico desarrollará un plan de tratamiento para usted basado en la gravedad de su enfermedad. Si le extirpan el bazo, será más susceptible a las infecciones. Usted necesitará antibióticos preventivos de por vida después de la cirugía.

Si usted tiene hipersensibilidad leve, debe tomar sus suplementos de acuerdo con las instrucciones. Usted también debe consultar con su médico regularmente para asegurarse de que la afección se controle bien.

Quizas te interese:

La anemia normocítica, ocurre cuando hay un nivel bajo de hemoglobina en la sangre.

Los esquistocitos son fragmentos de glóbulos rojos circulantes por el torrente.

Los equinocitos son un tipo de glóbulos rojos que tienen picos cortos y espaciados uniformemente por toda su superficie.

5 (100%) 5 votes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here