Condiloma

Los condilomas son una enfermedad de transmisión sexual que aparece externamente en los genitales, en el área anal, internamente en la parte superior de la vagina o el cuello uterino y en la uretra masculina.

Descripción sobre el condiloma

La lesión es típicamente levantada y rosada. Esta afección puede no producir ningún síntoma o causar comezón, ardor, sensibilidad, dolor durante las relaciones sexuales o micción frecuente.

condiloma causas

Cerca de medio millón de casos nuevos de verrugas genitales son diagnosticados en los Estados Unidos cada año. Técnicamente conocidas como condiloma acuminata, los condilomas son pequeños crecimientos, a veces parecidos a la coliflor, que ocurren en o cerca de los genitales.

Al igual que otras verrugas, la variedad genital es causada por el virus del papiloma humano (VPH). A nivel mundial, el VPH es una de las causas más comunes de enfermedades de transmisión sexual (ETS).

La verruga en sí misma es en realidad la “punta de un iceberg”, ya que el virus se esconde en las células de la piel de apariencia normal alrededor de la verruga visible, y posiblemente también en otras áreas urogenitales.

La naturaleza viral de la afección también tiene implicaciones importantes para la transmisión y el tratamiento. Muchas, si no la mayoría de las personas que albergan el virus no lo saben. El virus puede infectar las células, pero no causar verrugas por muchos años, erupcionando en lesiones visibles cuando el sistema inmunológico es suprimido.

Debido a la ubicación de la verruga y al modo de transmisión sexual, puede causar problemas emocionales y sociales. los condilomas pueden causar una agitación psicológica extrema, y quienes las tienen a menudo se sienten avergonzados, enojados e incluso culpables.

Preocupación por los Condilomas

La preocupación por los condilomas ha aumentado debido a una asociación entre el VPH y los cánceres genitales. Cualquier persona que haya tenido relaciones sexuales está en riesgo de contraer el VPH. El virus parece causar lesiones visibles cuando el sistema inmunológico de una persona está suprimido, pero muchos de ellos estallan incluso sin un desencadenante obvio.

Esto puede ocurrir debido a una enfermedad (particularmente otras enfermedades de transmisión sexual) o por tomar ciertos medicamentos, como quimioterapia para el cáncer o medicamentos para prevenir el rechazo de un trasplante de órgano.

Las deficiencias de ácido fólico y vitamina A también pueden desencadenar verrugas genitales. Fumar aumenta el riesgo dos veces, en parte porque los subproductos de la nicotina atacan las células del sistema inmunológico en el cuello uterino.

Causas de los condilomas

los condilomas se propagan por contacto sexual con una pareja infectada y son muy contagiosas. A menudo aparecen a los tres meses del contacto. Los condones pueden ayudar, pero no aseguran, la prevención.

Aunque aún queda mucho por aprender acerca de cómo progresa el virus del papiloma, los médicos han observado que el ambiente cálido y húmedo en el área genital parece favorecer el crecimiento de las verrugas. Los brotes parecen exacerbarse durante el embarazo y en pacientes con sistemas inmunitarios defectuosos.

Los pacientes con antecedentes de verrugas genitales pueden estar en mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer. El virus del papiloma humano está asociado con hasta el 90 por ciento de todas las neoplasias malignas cervicales y también se cree que puede jugar un papel en los cánceres de vagina, ano, vulva y pene.

Las verrugas cervicales pueden transmitirse al recién nacido a través del canal de parto infectado.

Diagnóstico del condiloma

Encontrar un tumor parecido a la coliflor en los genitales es una razón para ver a un médico que puede decir si se trata de verrugas genitales o de un tipo diferente de crecimiento.

El médico puede usar un tipo de microscopio llamado colposcopio para examinar el cuello uterino de la mujer y ver si hay brotes internos.

Cuando se frota ácido acético (vinagre) en el cuello uterino o el pene, las lesiones del VPH aparecen blanquecinas. La colposcopia puede ser valiosa para detectar lesiones planas que no son visibles para el ojo sin ayuda, pero sólo dos tercios de las áreas blancas que se ven en un colposcopio se deben a la infección por VPH.

Para confirmar el diagnóstico, puede ser necesario tomar muestras de células con una biopsia y realizar pruebas para detectar material genético del VPH.

Una citología vaginal anormal algunas veces puede indicar una infección por VPH cervical. Algunos tipos de VPH pueden causar cáncer cervical, mientras que otros pueden causar cáncer vulvar o anal. Con cualquier citología vaginal anormal, la mujer debe ser examinada por su médico.

Tratamiento del condiloma

Las personas con verrugas genitales tienen una variedad de tratamientos para elegir, pero ninguno es una cura perfecta. Los tratamientos varían ampliamente en costo.

Los tratamientos para los condilomas se dividen en tres categorías: preparaciones tópicas recetadas que destruyen el tejido de las verrugas; métodos quirúrgicos que eliminan el tejido de las verrugas; y enfoques biológicos dirigidos al virus que causa la afección subyacente. Cada tratamiento debe aplicarse a cada una de las verrugas – no se toma ninguna de ellas sistemáticamente.

La FDA ha aprobado Condylox (una solución de podofilox al 0,5%, que se aplica en la zona afectada y que no debe lavarse) como tratamiento tópico para los condilomas. Algunos médicos prescriben Podocon-25 y Podofin (una solución antimitótica de podofilina al 20%, que se puede aplicar y lavar más tarde) o una crema de fluorouracilo al 5%

La mayoría de los usuarios de Condylox experimentan una sensación de ardor, dolor, inflamación, picazón o erosión del área afectada. Las mujeres embarazadas no deben usar estas aplicaciones ya que pueden causar defectos de nacimiento. También se prescribe Imiquimod, una crema de respuesta inmune aplicada a las verrugas afectadas, o ácido tricloroacético (TCA).

Extirpar un condiloma

los condilomas visibles se pueden extirpar físicamente utilizando frío, calor o escisión con un bisturí o láser. Todas estas técnicas son incómodas y las verrugas tienden a reaparecer porque el VPH todavía está presente en las células circundantes.

La vaporización con láser de dióxido de carbono y la escisión quirúrgica convencional se reservan mejor para las verrugas extensas, especialmente para los pacientes que no han respondido a otro tratamiento.

La crioterapia se realiza en lesiones menos extensas. Este método utiliza nitrógeno líquido o un dispositivo llamado criosonda para congelar el tejido de la verruga, que luego se desmorona. Es barato, no requiere anestesia y es menos probable que deje cicatriz que la escisión con bisturí.

La naturaleza viral de los condilomas sugiere que las terapias antivirales pueden ser efectivas. Los tratamientos estándar queman, raspan, congelan o usan un láser para remover el tejido afectado – algunos médicos inyectan interferón alfa directamente en las verrugas, para tratar las verrugas que han reaparecido.

La terapia con interferón ataca al virus, la fuente subyacente de las verrugas, pero por lo general es costosa y no disminuye la tasa de reaparición de las verrugas.

Quizas te interese:

lengua blanca peligros

Síntomas del chancro

Polaquiuria peligros asociados

Disartria problemas

Disuria información

5 (100%) 4 votes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here